Llamenos: (57-1) 7475 3726 - 313 208 6568


En cuanto a la dimensión académica nosotros trabajamos con una base lúdica del desarrollo es decir trabajamos el aprendizaje a través del juego, las clases son dispuestas en rincones de juego en los que los niños tienen la posibilidad de explorar adquiriendo el conocimiento de manera experiencial. Pues es la experiencia la que logra grabar el aprendizaje para posteriormente poder aplicarlo en la vida cotidiana, sin dejar de lado el adecuado desarrollo del control estudiantil, ya que los niños una vez experimentan el mundo lo pueden plasmar en forma de nuevo conocimiento en libros y cuadernos, que les presentan la norma de estudio que los acompañara el resto de su vida escolar.  

 

 

 

 



Nos gusta pensar a los niños como seres autónomos que tienen la capacidad de auto-regularse, a partir de su auto-conocimiento, un niño que aprende a controlarse en la edad preescolar logra tanto compartir con otros seres humanos (adultos y pares) como rendir en sus actividades académicas. Por esta razón los niños que salen de nuestro Jardín a otros colegios siempre figuran entre los puntajes más altos, como resultado de la formación integral de su ser que aquí se les imparte. Niños con conciencia, motivación autocontrol, disciplina y responsabilidad son la misión de la Familia Picardista.  Científicamente está demostrado que de los 0 a los 5 años el ser humano experimenta la etapa más importante de aprendizaje que tendrá en toda su vida y nosotros como institución tenemos la plena conciencia que ese momento de su vida, está en nuestras manos



En lo que respecta a la convivencia el Jardín tiene como base una fuerte estructura de referencia en los Valores Humanos, pues  es una prioridad para nosotros como institución formar niños no sólo para las aulas de clase, sino también para la familia y comunidad a la que pertenecen. Los niños aquí se aproximan por primera vez a conceptos como: Respeto, Paz, Amor, Rectitud, No violencia, Tolerancia y Normas Sociales entre otros. Por esta razón el ambiente del Jardín corresponde a niños solidarios, tranquilos y compañeristas que crean muy buenas relaciones de amistad que perduran en el tiempo. Niños que mantienen amistades en la infancia, son chiquitos sanos psicológicamente con herramientas para la convivencia en la sociedad.

 



Todas las personas que trabajan en nuestro Jardín se someten a un arduo proceso de selección, pues nuestro equipo de trabajo conformado por Directora, Profesoras y Personal Adicional, son seres íntegros que no solamente dedican su vida a informar cómo funciona el mundo. En cambio de esto le apuestan a la fórmula: Informar, Formar, y Transformar la vida de cada uno de los chiquitos que Dios pone en nuestro camino, regalando no sólo nuestro conocimiento profesional sino todo el  amor respeto y cariño que ellos merecen.